Suite 802, 2 Queen Street,
Melbourne
Av Calle 26 #102-20, Bogotá
marcela@mgmeducation.com
colombia@mgmeducation.com
+61430066588
+573165757043

#HistoriasMGM Astrid – Con 48 años este proceso no ha sido sencillo

#HistoriasMGM Astrid - Con 48 años este proceso no ha sido sencillo
by

Astrid llegó en Abril del 2017 y nos compartió su historia y su proceso en Australia. Su testimonio está lleno de enseñanzas que seguro a más de uno puede servir. Lograr lo que quieres siempre es posible, no importa de dónde vengas, qué hayas estudiado o qué edad tengas.

‘A tres meses de haber llegado a Melbourne, encontré trabajo en una clínica de medicina China. Mi nivel de inglés era intermedio, pero eso no me detuvo.  En el colegio fuí reconocida como la mejor estudiante (Ozford), “hasta recibí una medalla y todo” – dice entre risas.

‘En Colombia trabajaba en la industria minera y petrolera. Hace tres años mi vida cambió completamente, decidí convertir lo que había sido mi hobbie hasta ese momento y lo que había estudiado por más de diez años en diferentes países -hacer masajes y diferentes técnicas de terapias de sanación-, en mi trabajo de tiempo completo. Tomé dos años sabáticos para conocer lo que siempre había querido conocer y luego me fuí a México para hacer mi servicio social como sanadora y terapeuta en un hospital en Isla Mujeres, donde trabajé con médicos al final de mi proceso de formación como terapeuta de Obsidiana. Allí fue donde comprendí cuál sería mi enfoque terapéutico. Actualmente, mi servicio gira en torno a terapias alternativas con enfoque transpersonal como la carta astral y el tarot,  terapia menstrual, flores de Bach entre otros métodos terapéuticos los cristales y el masaje por supuesto.

En Colombia hice dos pregrados (Administración de empresas y Gerencia socio empresarial), una especialización (Gerencia de Mercadeo), una maestria y tomé dos años sabáticos que han sido como mi doctorado. Siempre quise estudiar en otro idioma y decidí dar el paso hacer todo el proceso para venir, me ha gustado Australia y no ha sido fácil, a los 48, fue desafiante volver al estudiar full-time durante casi un año. El estilo de vida cambia, las cosas que solía hacer como profesional en Colombia eran completamente diferentes, lucrativas y después de hacerlas por más de 15 años no me costaban mayor esfuerzo.

Ésta decisión implicó un cambio de perspectiva, me hizo replantearme hacia dónde iba como mujer, como profesional,  terapeuta y sanadora. Cada día trato de ser coherente con lo que pienso, con lo que digo y lo con que hago. Hay momentos en los que preciso recordarme a mí misma cuál es el camino que he elegido y para qué hago lo que hago, especialmente cuando en invierno tengo que madrugar o conducir largas distancias a 100 kmh… ¡La primera vez sudé como caballo!

 

Quiero emprender mi propio consultorio

 

Mi objetivo siempre ha sido claro: Tener mi propio consultorio. Para lograrlo he venido haciendo varias cosas, entre ellas mejorar mi inglés y la mejor forma de lograrlo fué aprovechando al máximo mi colegio asistiendo a todas las clases extracurriculares y dando clases de yoga en inglés a mis compañeros de elementary. Trabajo con personas de distintas nacionales, lo cual también ayuda mucho, pero sin duda, la exposición con el público y los clientes es lo que más soporta la incorporación de la lengua y la comprensión del slang. Cada día hay nuevas palabras y expresiones, la lengua es todo un mundo por descubrir.

 

Trabajos que aportan a mi sueño

 

Actualmente recibo consultantes  en casa y trabajo en una clínica. El dinero es una energía y como tal oscila y  si uno se compromete, puede lograr cosas muy gratificantes. Siempre he estado enfocada en encontrar trabajos que apoyen mi sueño, por eso fue que me presenté en ésta clínica de medicina china, Mr Yuang, el dueño, me recibió y me pidió que le hiciera un masaje con una técnica específica china llamada  masaje Tui-na que yo conocía con el estilo occidental… Aunque no era experta en esa área, hice el intento y él me dijo que podía ir a hacer un training no pago mientras aprendía el estilo de la clínica que es reconocido en la comunidad china de Melbourne; mi entrenamiento consistió en practicar con el personal de la clínica, todos chinos, y recibir su feedback las horas que yo quisiera al día (normalmente iba entre 3 y 5 horas). Mi proceso de aprendizaje fue de mes y medio antes de obtener un trabajo remunerado.

 

Trabajé un poco más de un año con ésta clínica hasta el punto de tener clientes regulares chinos lo cual fue un gran logro para mi. Ganaba por porcentaje, así que mi ingreso dependía el tipo de masaje que vendía y la cantidad de tiempo que éste duraba. Hace unos meses trabajo en otra clínica . Encontré éstos trabajos buscando en páginas de ofertas laborales, no conocía a nadie en el lugar, simplemente apliqué, validaron mi técnica y conseguí el empleo.

 

Con 48 años este proceso no ha sido sencillo

 

Tengo dos hijos, uno en Australia, el Andrés;  quién me ha brindado su apoyo incondicional en ésta nueva aventura y ha sido mi mentor; él tiene una gran capacidad, practicidad y conocimiento de la ciudad y  mi otro hijo José Gabriel quien vive en Colombia. Estoy haciendo un segundo diploma online para ser counselor -ya que en mi calidad de estudiante internacional no puedo hacer dos diplomados presenciales al mismo tiempo-. Mis terapias están principalmente enfocadas hacia la mujer y  el masaje terapéutico es la plataforma de lanzamiento en Australia, mi Aussie umbrella como me dice una de mis profesoras. Trabajo 3 días en clínica, 2 dias voy al colegio y 2 atiendo en casa.

 

No olvides quién eres

En el afán de sobrevivir como estudiante internacional en ocasiones se nos olvida quiénes somos, qué hemos hecho, cuántos fueron los pasos que tuvimos que dar para llegar aquí con nuestra vida resumida en una o dos maletas. Ésta experiencia supone una presión muy grande al elegir demostrarnos a nosotros mismos que podemos salir adelante en otro país, en otra lengua, con otro quehacer, además de las expectativas de los familiares y amigos.

 

Todo se resume a ser feliz:

¿Por qué estudiar contabilidad cuando odias los números? Estudia algo que te haga feliz, que te inspire a levantarte en la mañana, que te haga vibrar… ¡Algo que complemente lo que siempre quisiste ser y hacer!. En lo que a mí respecta, si me graduo a los 70 no me importa. Todo lo que estoy haciendo me lo homologan más adelante, cada curso, cada certificado que hago tiene un objetivo. No quiero perder el tiempo estudiando de todo y nada a la vez.

 

Todo acto tiene su consecuencia

Algo que es muy importante es aprender y entender cuales son los efectos de las acciones. Yo decidí venir y una de las consecuencias fue que no pude asistir al funeral de mi padre, quien murió a los 6 meses de yo haber llegado a Australia. Había acabado de organizar mis cosas, acababa de comenzar a trabajar en la clínica, todos mis recursos estaban al servicio de seguir en Australia. No he ido a Colombia durante el tiempo que llevo en Melbourne. La consecuencia de estar aquí es que no estoy allá, la consecuencia de estar aquí es que allá pasan cosas y no las puedo evitar o no las puedo compartir por ejemplo no asistir al matrimonio de mi única hermana dos meses después del fallecimiento de nuestro padre. El asunto es verlo con la madurez del caso y aceptarlo, la vida continúa para nosotros y para los que están en Colombia más vale enterarse pronto.

 

Lo diferente de Australia

He visitado 18 países y lo que encuentro de especial de Australia, es que aquí puedo ser yo. Aquí se puede hacer lo que se quiere sin el miedo a que alguien me lo impida. Aquí se tiene libertad, seguridad, aquí hay paz.  En Australia se consigue trabajo, y si un día decides que no te gusta tu trabajo, lo puedes cambiar y ya está. En Colombia y en nuestros países con tanta violencia, dejamos de ser y hacer muchas cosas porque vivimos con miedo,  miedo de la delincuencia, miedo del otro y lo peor miedo de nosotros siendo quienes estamos llamados a ser…

 

Todos pensaron que estaba loca

Al comienzo nadie entendía mi decisión de “Dejarlo todo”, pensaban que estaba loca, no comprendían por qué había vendido todo lo que tenía y había tomado semejante decisión. Lo importante es que yo siempre supe las razones por las que emprendí esta aventura que implicaba empezar un nuevo rumbo, en esta ocasion construyendo mi nueva experiencia sobre una base sólida, con madurez y una meta clara y eso es lo que sigue importando hoy.

 

Es clave en este proceso contar con una red de apoyo que dé soporte. Alguna vez tuve un compañero que le ocultaba a sus padres que era cleaner porque en su imaginario, ellos sólo podían ver las fotos de viajes y en general lo ‘bonito’ de la experiencia, el tema es que al final del día él vivía una mentira y no tenía en quién apoyarse durante los momentos difíciles. Ésto sin duda,  puede causar muchos problemas y vacíos que normalmente las personas terminan llenando con comportamientos poco sanos como incrementando la ingesta de dulces y lácteos buscando a la madre, con otros alimentos buscando al padre, en relaciones tóxicas, con el cigarro buscando refugio para darse un break volviendo a la etapa oral o en el alcohol u otros estímulos innecesarios, con las consecuentes consecuencias en la salud y el detrimento del estilo de vida y los resultados de la vida diaria.

 

Hay que tener en cuenta que muchos de los que llegan acá aún son muy jóvenes y nunca antes habían salido del “Hotel mamá” y aquí se enfrentan a una vida de responsabilidades y frustraciones propias de la vida de los adultos. Es importante que desde el comienzo se tenga claro qué se quiere y a dónde se quiere llegar.

 

Eres quien eres, no menos

 

He escuchado a muchos estudiantes internacionales decirle a los que recién llegan que aquí son sólo estudiantes, meseros o cleaners. Nada más lejos de la realidad, el hecho de que no se esté qualificado en Australia para ejercer la carrera que se estudió no implica que no se hayan adquirido habilidades y destrezas que ahora están al servicio de la nueva experiencia, al servicio de nuestra vida en este lugar en paz; debemos recordar que se  tienen conocimientos previos, valores, ganas de hacer cosas nuevas, tratar nuevas formas de ser y de hacer, siempre hay caminos para lograr y acercarse a lo que nos apasiona. Tenemos una cantidad de atributos que no podemos dejar de reconocer porque sí existen y están allí. De otra forma, nos hubiéramos quedado en casa llenándonos de excusas para no arriesgarnos, para no intentarlo o escuchado las voces de aquellos familiares y amigos que nos hablan desde su miedo, su impotencia o su propia frustración.

 

Aquí, llegando a este punto, cabe anotar que construir una red de apoyo calificada es clave, amigos, familia, conectar con personas en las que se  pueda confiar, que nos inspiren, interlocutores válidos, mentores, aprendiendo con honestidad. La perfección no existe,  la perfección es una excusa de quién tiene miedo de intentarlo.

Share

Comments

  1. Roberto Morales: octubre 29, 2018 at 6:19 pm

    Es una asombrosa historia de logros y esfuerzos con un horizonte claro admirable
    Te felicito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *